La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) les está advirtiendo a los consumidores que no usen productos comercializados como suplementos nutricionales que también afirman ser medicamentos antimicrobianos (antibióticos, antifúngicos o antivirales). Estos productos ilegales se promueven falsamente con afirmaciones de que curan enfermedades como infecciones del sistema respiratorio superior, sinusitis, pulmonía, bronquitis y resfrío común.